El secreto de Cahora. Capítulo 1

Después de una larga noche de temblores y miedo, Cahora logró salir de su escondite. No podía creer lo que veían sus ojos, libros y más libros por todos lados. Esperaba encontrar las consecuencias de lo que parecía haber sido un terremoto pero no fue así. Numerosos recuerdos le taladraron la cabeza y por una vez en su vida, se sentía en su lugar. Tenía qué investigar qué es lo que había pasado.

[…]

Cahora amaba los libros y recuerda leer desde que tiene uso de razón, aprendió a hacerlo antes que el resto de niños y niñas de su edad, su abuela le había enseñado. Siempre le decía que era una niña con un don especial y que con los libros encontraría su destino. Ella no sabía lo que era el destino pero le fascinaba adentrarse en diferentes historias y viajar a mundos sin moverse de su sitio.

No lograba entender qué es lo que había pasado, llevaba en la isla cuatro días así que aún se estaba instalando cuando pasó. Iba de camino al mercado, en busca de verduras y plantas para decorar su nuevo hogar y justo cuando le quedaban diez metros para llegar sucedió, el estruendo más grande que jamás había escuchado, pensó que les atacaban, que era una bomba pero entonces la Tierra comenzó a temblar y todo se llenó de humo, polvo y gente corriendo y gritando. Ella se refugió bajo una mesa pensaba de un bar, pero cuando se dio cuenta había entrado a una casa en la que no logró ver a nadie. En esta isla por lo poco que había visto tenían la costumbre de tener las puertas y ventanas de las casas abiertas hasta el anochecer.

Con el primer rayo de Sol de la mañana el silencio inundó la isla, parecía que lo peor había pasado así que decidió salir de su escondite. No podía creer lo que veían sus ojos, las calles estaban hacinadas de libros y ninguna casa ni local estaba derruido. No había escombros ni heridos, había libros, sólo libros. Algunas personas estaban cogiéndolos, con cara de asombro sin entender nada, así que ella cogió uno que le llamó mucho la atención. Era un libro gordo, antiguo, de color azul turquesa con letras plateadas en las que podía leerse: “La salvadora”. Se le hacía muy familiar esa portada, recordaba que había visto ese libro antes en algún lugar. Decidió abrirlo y ojear las páginas pero una mano se avalanzó sobre el libro y se lo quitó.

-— ¡Oye! ¿Qué haces? — dijo al chico que se lo había arrebatado.

— ¿No te han enseñado a pedir permiso para coger libros ajenos? Este libro me pertenece y por lo que veo tampoco eres de aquí — dijo el joven que al mismo tiempo se dio la vuelta y se marchó dejándola con la palabra en la boca.

Cahora se quedó muy pensativa, ese joven de mirada intensa le había quitado un libro en el que aparecía su nombre, le había dado tiempo a leer un par de palabras pero quería saber más. ¿Por qué estaba ahí su nombre?. Por lo que le había contado su familia su nombre provenía de una antigua tribu, sus padres eran historiadores y cuando descubrieron que iban a tener una hija decidieron ponerle ese nombre, tan poco común y que les había embriagado a lo largo de su trabajo.

Poco a poco las calles fueron quedándose vacías, Cahora pensativa regresó a casa, preparó un completo desayuno a base de frutas y cereales y se dio un baño relajante. Estaba extremadamente cansada, no había dormido en toda la noche a causa del ‘terremoto de libros’ así que decidió dormir un poco antes de comer.

No sabía dónde estaba, era un lugar cálido con un lago rodeado por una neblina que le daba escalofríos. Tenía cinco años recién cumplidos y se había perdido, estaba con sus padres y su abuela merendando en el bosque cuando una mariposa captó su atención, — Cahora no te alejes — le había dicho su padre. Pensaba que no se había alejado demasiado hasta que se vio allí sola. Estaba a punto de llorar y gritar cuando algo llamó su atención, un libro de color azul turquesa con letras plateadas. Había empezado a leer la semana anterior con ayuda de su abuela así que solo logró leer: “La” y “do”, decidió abrirlo para ver si tenía dibujos y de repente un destello de luz salió del libro, lo soltó de golpe y se escondió detrás de un árbol. El libro desprendía destellos violetas, blancos y dorados, brillaba más que una estrella fugaz y Cahora no podía dejar de mirarlo, entonces, una voz susurró: eres la salvadora, vendrás y nos salvarás del malvado Fajack, solo tú puedes hacerlo Cahora… en ese momento se despertó. Todo había sido una pesadilla, aliviada se levantó de la cama para beber agua y despejarse pero se sentía extraña. Estaba aturdida, aquel sueño la había descolocado, era como si antes lo hubiera vivido, era demasiado real y tenía un vago recuerdo de que cuando era pequeña sus padres le prohibieron volver al bosque y tenían que supervisar todos los libros que leía, ¿tendría relación?. Empezaba a preocuparse, siempre se sintió diferente, no lograba encajar con los demás y en esta isla estaba muy a gusto, no quería volver a sentirse mal y tener que volver a empezar.

¿Qué le pasaba?¿por qué su nombre aparecía en ese libro?¿Salvadora de quiénes?¿había sido real ese sueño o simplemente era por el cansancio? Con todo lo sucedido y después de este sueño tenía que averiguarlo y sobretodo encontrar al chico que le había arrebatado el libro, ¿por qué lo había hecho de esa manera?.

🌋🌋🌋🌋🌋🌋🌋🌋🌋🌋🌋🌋🌋🌋

Espero que les guste este primer capítulo de la historia que voy a desarrollar. Ya pudieron leer un fragmento en la introducción a mi blog (lo pueden encontrar en el apartado de ‘Bienvenida’).

Si te gustó deja tu comentario aquí abajo ⬇

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

El cuento de Saliary

Versamos personas

Paso de tu Rollo Imaginario

Blog personal - Astronautico

Deep Funk

Relatos Pulp, Física, Meteorología y Música

Clarión

BLOG DE LLIBROS Y XUEGOS PRESTOSOS

Bibliofagia

Reseñas y comentarios de libros

Palabras de mi mundo

Fui, vi y escribí

Guardian of words

Where all your dreams come true

Alejandro Huerta

blog de un nihilista

Libro café y manta

¿Hablamos de libros?

Ismael Lozano Latorre

Consultor, auditor y formador de Calidad y Medio Ambiente

El blog de Noctua Nival

Un nido de historias

Érase una vez

Catadora de libros de papel

El cuento de Saliary

Versamos personas

Paso de tu Rollo Imaginario

Blog personal - Astronautico

Deep Funk

Relatos Pulp, Física, Meteorología y Música

Clarión

BLOG DE LLIBROS Y XUEGOS PRESTOSOS

Bibliofagia

Reseñas y comentarios de libros

Palabras de mi mundo

Fui, vi y escribí

Guardian of words

Where all your dreams come true

A %d blogueros les gusta esto: